PRODUCCIÓN MERCANTIL SIMPLE:

Producción basada en la propiedad privada de los medios de producción y en el trabajo personal de los productores, que elaboran artículos destinados a la venta en el mercado.

 

Los representantes más típicos de la producción mercantil simple son los pequeños campesinos y los artesanos que no explotan trabajo ajeno. Dicho tipo de producción constituye un régimen económico que ha existido en diversas formaciones económico-sociales.

 

 Por su naturaleza, la producción mercantil simple posee un doble carácter. Como quiera que se basa en la propiedad privada sobre los medios de producción, el pequeño campesino o el artesano es un propietario y esto le aproxima al capitalista.

 

 Por otra parte, la producción mercantil simple tiene su raíz en el trabajo personal, el productor es un trabajador, y esto le aproxima al proletariado.

 

 La producción mercantil simple y la capitalista se diferencian entre sí por la fuente de que emana la propiedad privada sobre los medios de producción.

 

 En el primer caso, dicha propiedad se basa en el trabajo personal del productor; en el segundo se basa en la explotación de los obreros asalariados.

 

En la economía mercantil simple son mercancía únicamente los productos del trabajo humano, mientras que en la capitalista, la propia fuerza de trabajo del hombre se convierte en mercancía.

 

La producción mercantil simple se desarrolla bajo la acción de la ley del valor (ver), ley que, mediante la fluctuación de los precios de las mercancías y de la competencia en el mercado regula espontáneamente la distribución de los medios de producción y de la fuerza de trabajo entre las diferentes ramas de la producción.

 

 En la producción mercantil simple, la acción de esta ley lleva al desarrollo espontáneo de las fuerzas productivas. La magnitud del valor de la mercancía es determinada por el trabajo socialmente necesario (ver).

 

Los productores que utilizan una técnica más elevada y que organizan mejor la producción, producen sus mercancías con menos gastos que los socialmente necesarios.

 

 En cambio la venta de las mercancías se efectúa a los precios que corresponden al trabajo socialmente necesario.

 

 Ello hace que el productor obtenga un excedente de dinero y se enriquezca, lo cual induce a los demás productores a introducir métodos de producción más perfeccionados.

 

 La producción mercantil simple es inestable. La acción espontánea de la ley del valor, las fluctuaciones de los precios y la competencia hacen que la economía mercantil simple se descomponga y que los productores se diferencien: unos (la minoría) se enriquecen; otros (la mayoría) se arruinan.

 

 El proceso de diferenciación de los productores en determinadas condiciones históricas – concretamente: cuando existe la propiedad privada sobre los medios de producción y la fuerza de trabajo se convierte en mercancía- da origen a la burguesía y al proletariado, engendra el capitalismo, constituye la base inicial para que nazca el modo capitalista de producción.

 

Mas esta no implica la desaparición absoluta de la producción mercantil simple. En el momento mismo de la revolución socialista, la producción mercantil simple se mantiene en la mayor parte de los países, y abarca importantes capas de la población.

 

El Estado socialista, en consonancia con el plan cooperativo formulado por Lenin, incorpora a los pequeños productores de mercancías a la vía socialista de desarrollo (ver Plan cooperativo de Lenin).

 Este tránsito se ha realizado por primera vez en la historia en la Unión Soviética, y luego en una serie de otros países socialistas.

PRODUCCIÓN MERCANTIL  CAPITALISTA

El capitalismo, es un sistema económico en el que los individuos privados y las empresas de negocios llevan a cabo la producción y el intercambio de bienes y servicios mediante complejas transacciones en las que intervienen los precios y los mercados. Aunque tiene sus orígenes en la antigüedad, el desarrollo del capitalismo es un fenómeno europeo; fue evolucionando en distintas etapas, hasta considerarse establecido en la segunda mitad del siglo XIX.

 Desde Europa, y en concreto desde Inglaterra, el sistema capitalista se fue extendiendo a todo el mundo, siendo el sistema socioeconómico casi exclusivo en el ámbito mundial hasta el estallido de la I Guerra Mundial, tras la cual se estableció un nuevo sistema socioeconómico, el comunismo, que se convirtió en el opuesto al capitalista.
El término kapitalism fue acuñado a mediados del siglo XIX por el economista alemán Karl Marx.

Otras expresiones sinónimas de capitalismo son sistema de libre empresa y economía de mercado, que se utilizan para referirse a aquellos sistemas socioeconómicos no comunistas. Algunas veces se utiliza el término economía mixta para describir el sistema capitalista con intervención del sector público que predomina en casi todas las economías de los países industrializados.

Se puede decir que, de existir un fundador del sistema capitalista, éste es el filósofo escocés Adam Smith, que fue el primero en describir los principios económicos básicos que definen al capitalismo.

En su obra clásica Investigación sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones (1776), Smith intentó demostrar que era posible buscar la ganancia personal de forma que no sólo se pudiera alcanzar el objetivo individual sino también la mejora de la sociedad. Los intereses sociales radican en lograr el máximo nivel de producción de los bienes que la gente desea poseer.

Con una frase que se ha hecho famosa, Smith decía que la combinación del interés personal, la propiedad y la competencia entre vendedores en el mercado llevaría a los productores, “gracias a una mano invisible”, a alcanzar un objetivo que no habían buscado de manera consciente: el bienestar de la sociedad.

CARACTERÍSTICAS DEL CAPITALISMO

A lo largo de su historia, pero sobre todo durante su auge en la segunda mitad del siglo XIX, el capitalismo tuvo una serie de características básicas.

En primer lugar, los medios de producción —tierra y capital— son de propiedad privada. En este contexto el capital se refiere a los edificios, la maquinaria y otras herramientas utilizadas para producir bienes y servicios destinados al consumo.

En segundo lugar, la actividad económica aparece organizada y coordinada por la interacción entre compradores y vendedores (o productores) que se produce en los mercados.

En tercer lugar, tanto los propietarios de la tierra y el capital como los trabajadores, son libres y buscan maximizar su bienestar, por lo que intentan sacar el mayor partido posible de sus recursos y del trabajo que utilizan para producir; los consumidores pueden gastar como y cuando quieran sus ingresos para obtener la mayor satisfacción posible.

Este principio, que se denomina soberanía del consumidor, refleja que, en un sistema capitalista, los productores se verán obligados, debido a la competencia, a utilizar sus recursos de forma que puedan satisfacer la demanda de los consumidores; el interés personal y la búsqueda de beneficios les lleva a seguir esta estrategia.

En cuarto lugar, bajo el sistema capitalista el control del sector privado por parte del sector público debe ser mínimo; se considera que si existe competencia, la actividad económica se controlará a sí misma; la actividad del gobierno sólo es necesaria para gestionar la defensa nacional, hacer respetar la propiedad privada y garantizar el cumplimiento de los contratos.

 Esta visión del papel del Estado en el sistema capitalista ha cambiado mucho durante el siglo XX.

 

MODOS DE PRODUCCIÓN CAPITALISTA

El modo de producción, es la forma en la que se organiza la producción y está constituido por la suma de lasfuerzas de producción y las relaciones de producción.

Marx comienza su análisis del capitalismo por la mercancía. Bajo el capitalismo, según Marx, todo, desde un minúsculo alfiler hasta una fábrica gigante e incluso la fuerza de trabajo del hombre se compra y se vende.

La producción generalizada de mercancías es una condición indispensable para el capitalismo, los productos no se destinan al consumo personal, sinó a la venta, Lenin decia:

“Por producción mercantil, se entiende una organización de la economía social, en la que los artículos, son elaborados por productores sueltos, aislados, con la particularidad de que cada uno se especializa en la fabricación de un producto determinado, de modo que para satisfacer las demandas de la sociedad es necesaria la compraventa de productos que por ello adquieren el carácter de mercancias

Inicialmente, en el modo de producción capitalista, los medios de trabajo, los instrumentos de trabajo o producción y los objetos de trabajo (la suma de estos constituye los medios de producción), eran de propiedad privada, y los obreros, vendían su fuerza de trabajo a cambio de un salario que generalmente era ínfimo, dando como resultado, una relación de producción de explotación.

A partir de la revolución industrial, el hombre tubo dificultad para vender su fuerza de trabajo puesto que se vió sustituido por máquinas quedando de esta manera desempleado al igual que varios miles de trabajadores.

Los trabajadores que conservaron sus fuentes laborales, contaron a partir de ese momento con instrumentos de trabajo que incrementaron su productividad notoriamente.

Los obreros, con el fin de luchar por sus derechos, comenzaron a organizarse, es decir, establecieron una relación de producción de cooperación.

Las fuerzas de trabajo y los medios de producción, constituyen a las fuerzas productivas.

La producción de mercancías ha tenido tres formas históricas:

 

 

 

 

Semejanzas y diferencias entre la producción mercantil simple y la capitalista.

 

Semejanzas

Ambas están vinculadas al mercado y se basan en la propiedad privada sobre los medios de producción.

Diferencias

Producción mercantil simple :

ü  Carácter secundario y subordinado.

ü  Se basa en la pequeña propiedad privada sobre los medios de producción.

ü  Productor y propietario son una misma persona a la que le pertenece el producto del trabajo.

ü  No existe la fuerza de trabajo como mercancía.

ü  Su objetivo es la satisfacción de necesidades.

Producción mercantil capitalista:

  • Carácter general y dominante.
  • Se basa en la gran propiedad privada sobre los medios de producción.
  • Productor y propietario son personas distintas: se produce la explotación del trabajo ajeno.
  • Aparece una mercancía especial: la fuerza de trabajo.
  • Su objetivo determinante es la obtención de la plusvalía.